Como evitar la ocupación de tu casa

El riesgo de la Okupación

Ninguna vivienda queda exenta de peligro de ocupación y, por tanto, será necesario tomar medidas de precaución en cualquier propiedad.

Según estudios, basados en las características y el tipo de vivienda que buscan los okupas las propiedades más propensas a ser ocupadas son:

  • Las propiedades de entidades bancarias.
  • Edificios sin terminar.
  • Viviendas sociales.
  • Casas vacías.
  • Casas y apartamentos en los barrios de bajo poder adquisitivo.

Principalmente son tres razones por la que se ocupan las propiedades:

  1. Por un lado, la necesidad de tener acceso a una vivienda incluso cuando se tienen problemas económicos que no permiten pagar por ella
  2. La ocupación de propiedades con el fin de llevar a cabo actividades y negocios ilegales y lucrativos
  3. La necesidad de encontrar un sitio de reunión como lugar para la difusión de ideas
 
Según datos de la policía, la ocupación por necesidad es de un 25%, dejando las tres cuartas partes de la ocupación en manos de bandas y grupos de delicuentes cuyos objetivos, en la mayoría de los casos, son criminales.
 
España es uno de los países con más viviendas deshabitadas de toda la Unión Europea con un número que alcanza los 3,4 millones de viviendas. Por detrás de España, estarían Francia e Italia, con aproximadamente 2 millones de viviendas deshabitadas cada uno; Alemania contaría con 1,8 millones de viviendas deshabitadas y Reino Unido tendría unas 700.000 viviendas deshabitadas.
 
Sumando que el 36% de la población tiene una vivienda de vacaciones. Este tipo de vivienda tiene mayor posibilidad de ser ocupado que una vivienda habitual. Además, son viviendas que no suelen estar protegidas con un sistema de alarma anti okupas, lo que facilita el proceso de ocupación.
 
Con todos estos datos encima de la mesa. Podemos observar que en España el riesgo de ocupación de una vivienda es alto.

Consejos para que no ocupen tu vivienda

Los consejos van desde la modificación de simples hábitos, hasta la instalación de complejos sistemas de seguridad.

A continuación, enumeramos los principales para evitar la ocupación y explicamos sus principales características.

  • No poner el cartel de “Se vende” o “Se alquila”: Si tienes una vivienda que alquilas y te quedas sin inquilino, evita poner un cartel en la terraza que indique que la vivienda está libre.
  • No dar direcciones exactas en webs de alquiler: Las web de alquiler y venta de viviendas más conocidas son públicas y están abiertas a cualquiera que esté navegando pro internet. Aunque tengas que indicar la zona e incluso la calle, evita poner el número y piso exacto para evitar allanamientos.
  • Simular que la casa está habitada: Al igual que cuando nos vamos de vacaciones, es importante no hacer evidente que la casa está vacía. Para ello, es de gran ayuda que alguien se encargue de recoger el correo y la publicidad a menudo. También es conveniente subir y bajar persianas a diario. Si se tiene la posibilidad, existen enchufes inteligentes con los que puedes programar ciertas horas para que una lámpara se encienda y se apague, de forma que parezca que hay alguien en casa.
  • Instalar un sistema de alarma: Los sistemas de alarma han demostrado ser el mejor remedio ante la ocupación. Los sistemas de videovigilancia son una prueba evidente de que la casa se ha ocupado a la fuerza y sus imágenes permiten desalojar directamente sin pasar por procesos judiciales.
  • Puerta blindada: Las puertas blindadas son un gran complemento para las alarmas, ya que su apertura es muchísimo más complicada que cualquier puerta normal.
  • Ventanas anti rotura: Especialmente interesante para casas bajas con muchas cristaleras. Las ventanas son puntos muy vulnerables de la vivienda y contar con cristales especiales dificulta e incluso evita allanamientos.
  • Ayuda de vecinos y familiares: Los vecinos o familiares pueden ser de gran ayuda cuando nosotros mismos no podemos hacernos cargo de nuestra casa de vacaciones o para que cuiden de nuestra vivienda mientas estamos de vacaciones.

El Alarma Securitas Direct Anti Okupas es el método más fiable, ya que permitirá grabar imágenes del proceso y se podrá intervenir y desalojar directamente sin necesidad de pasar por todo el proceso judicial de desalojo.

¿Pueden Okupar tu casa con una Alarma?

Te explicamos por que instalar la Alarma de Securitas Direct Anti Okupas es el método más efectivo y la mejor decisión que puedes tomar si tu vivienda es susceptible se ser ocupada.

Señalizar en la fachada la existencia de un sistema de seguridad robusto y potente es un método disuasorio que desanimará a la mayoría de los okupas a intentar allanar la propiedad, ya que siempre preferirán una vivienda que a ser posible esté desprotegida.

Securitas Direct proporciona unos carteles disuasorios, que indican el uso de cámaras, la conexión robusta anti inhibidores mediante red ATN, el aviso a la policia, más el envío de vigilantes. Incluso tienes la opción de incluir en la instalación de la Alarma el sistema de reacción inmediata a la ocupación ZeroVision, que llenaría la vivienda con humo para desorientar y echar al intruso inmediatamente de la propiedad.

Si incluso señalizando que existe la Alarma Securitas Direct los okupas deciden allanar nuestra propiedad. Por el simple hecho de contar con una alarma, el método de desalojo será mucho más rápido y sencillo.

Cuando no se dispone de Alarma Anti Okupas, el proceso de desalojo conlleva un procedimiento muy concreto que tiene que pasar inevitablemente por el juzgado, dura entre ocho meses y dos años y suponen un gasto a los propietarios que suele superar los 2.500€, más el estrés psicológico durante todo el tiempo que dure el proceso, sin tener en cuenta los daños que se constaten en la vivienda una vez recuperada.

Si sumamos todo poner la mejor Alarma Anti Okupas vale la pena y no hay mucho que pensar.

Respondiendo a la pregunta de si una casa puede ocuparse si hay un sistema de alarma instalado es sí. Pero el desalojo será inmediato, no pasará tiempo hasta que te des cuenta y no tendrá que pasar por un juzgado. Echarlos inmediatamente no supondrá ningún coste adicional al propietario.